Slayer

Slayer fue una banda estadounidense de thrash metal originaria de Huntington Park, California, formada en 1981 por los guitarristas Kerry King y Jeff Hanneman, el baterista Dave Lombardo y el bajista/vocalista Tom Araya. El estilo musical rápido y agresivo de Slayer los convirtió en una de las «cuatro grandes» bandas de thrash metal, junto a Metallica, Megadeth y Anthrax. La alineación final de Slayer incluyó a King, Araya, el baterista Paul Bostaph y el guitarrista Gary Holt, quien se unió inicialmente como miembro de gira en 2011 antes de unirse permanentemente a la banda tras la muerte de Hanneman en 2013. El baterista Jon Dette también fue miembro de la banda.

En la alineación original, King, Hanneman y Araya contribuyeron a las letras de la banda, y toda la música fue escrita por King y Hanneman. Las letras y el arte del álbum de la banda, que abordan temas como asesinos en serie, tortura, genocidio, crimen organizado, sociedades secretas, ocultismo, terrorismo, religión o antirreligión, fascismo, racismo y guerra, han generado prohibiciones de álbumes, demandas y críticas de grupos religiosos. Sin embargo, su música ha sido altamente influyente, siendo citada por muchas bandas como una influencia musical, visual y lírica. El tercer álbum de la banda, «Reign in Blood» (1986), ha sido descrito como uno de los álbumes de thrash metal más pesados e influyentes.

Slayer lanzó doce álbumes de estudio, tres álbumes en vivo, un box set, seis videos musicales, dos EP y un álbum de covers. Cuatro de los álbumes de estudio de la banda han recibido certificación de oro en Estados Unidos. Slayer vendió 5 millones de copias en Estados Unidos entre 1991 y 2013, según Nielsen SoundScan, y más de 20 millones en todo el mundo. La banda recibió cinco nominaciones al Grammy, ganando uno en 2007 por la canción «Eyes of the Insane» y otro en 2008 por la canción «Final Six», ambas del álbum «Christ Illusion» (2006). Después de más de tres décadas de grabación y actuación, Slayer anunció en enero de 2018 que se embarcaría en una gira de despedida, que tuvo lugar de mayo de 2018 a noviembre de 2019, después de lo cual la banda se disolvió.

Historia temprana (1981-1983): El grupo comenzó tocando covers de bandas como Iron Maiden, Black Sabbath, Judas Priest y Venom en fiestas y clubes del sur de California. La imagen temprana de la banda se basó en gran medida en temas satánicos que presentaban pentagramas, maquillaje, picos y cruces invertidas. En 1983, Slayer fue invitado a abrir para la banda Bitch en el Woodstock Club en Anaheim, California, para interpretar ocho canciones, seis de las cuales eran covers. La banda fue descubierta por Brian Slagel, un ex periodista musical que había fundado recientemente Metal Blade Records. Impresionado con Slayer, se reunió con la banda entre bastidores y les pidió que grabaran una canción original para su próximo álbum de compilación «Metal Massacre III». La banda aceptó y su canción «Aggressive Perfector» creó un revuelo underground tras su lanzamiento a mediados de 1983, lo que llevó a Slagel a ofrecer a la banda un contrato de grabación con Metal Blade.

Show No Mercy, Haunting the Chapel y Hell Awaits (1983-1986): Jeff Hanneman fue el guitarrista de Slayer durante 30 años, desde 1981 hasta 2011. Fue el principal compositor junto con Kerry King, así como letrista. Sin ningún presupuesto de grabación, la banda tuvo que financiar su álbum debut por sí misma. Combinando los ahorros de Araya, que trabajaba como terapeuta respiratorio, y el dinero prestado por el padre de King, la banda entró en el estudio en noviembre de 1983. El álbum fue lanzado en diciembre de 1983 y distribuido por la propia banda. En marzo de 1984, Slayer comenzó una gira nacional como teloneros de Raven. Estas fechas de conciertos coincidieron con el lanzamiento del EP «Haunting the Chapel», que creó un revuelo en la escena del metal underground. El EP presentó las canciones «Chemical Warfare», «Captor of Sin» y «Haunting the Chapel», y se considera el primer trabajo de Slayer en el género del thrash metal.

Reign in Blood, South of Heaven y Seasons in the Abyss (1986-1993): El tercer álbum de estudio de Slayer, «Reign in Blood», fue lanzado en 1986 y se considera no solo clásico del género thrash metal sino uno de los mejores trabajos de metal extremo de la historia. El álbum fue producido por Rick Rubin, quien proporcionó una producción pulida y cruda en comparación con los dos primeros álbumes de la banda. «Reign in Blood» fue aclamado por la crítica y se convirtió en el álbum más vendido de Slayer hasta la fecha. La banda experimentó con su estilo musical en los álbumes «South of Heaven» (1988) y «Seasons in the Abyss» (1990), que presentaban un ritmo más lento y atmósferas más oscuras. Estos álbumes también recibieron elogios de la crítica y solidificaron la posición de Slayer como una de las principales bandas de metal del mundo.

Divine Intervention, Diabolus in Musica y God Hates Us All (1994-2001): En 1994, Slayer lanzó «Divine Intervention», que debutó en el número 8 en el Billboard 200. El álbum fue seguido por «Diabolus in Musica» en 1998, que fue criticado por algunos fanáticos por su experimentación con elementos de nu metal. Sin embargo, la banda regresó a sus raíces thrash con «God Hates Us All» en 2001, que fue bien recibido tanto por la crítica como por los fanáticos.

Christ Illusion, World Painted Blood y Repentless (2006-2015): «Christ Illusion» fue lanzado en 2006 y marcó el regreso del baterista original Dave Lombardo a la banda. El álbum recibió críticas positivas y ganó dos premios Grammy por las canciones «Eyes of the Insane» y «Final Six». «World Painted Blood» fue lanzado en 2009 y fue el último álbum de estudio de Slayer con el guitarrista Jeff Hanneman, quien falleció en 2013. En 2015, la banda lanzó «Repentless», su primer álbum sin Hanneman y con el también enorme guitarrista, Gary Holt.

Despedida y disolución (2018-2019): En enero de 2018, Slayer anunció que se embarcaría en una gira de despedida mundial. La gira comenzó en mayo de 2018 y concluyó en noviembre de 2019. Después de la gira, la banda se disolvió oficialmente.

Legado: Slayer es considerada una de las bandas más influyentes en la historia del metal. Su estilo agresivo y sus letras provocadoras los han convertido en íconos del género thrash metal. A lo largo de los años, la banda ha enfrentado controversias debido a sus letras y temas, pero esto solo ha aumentado su legado y su estatus de culto entre los fanáticos del metal. A lo largo de los años, varios artistas han citado a Slayer como una influencia principal en sus composiciones, entre otros muchos, Pantera, Slipknot y Lamb of God.