Cryptopsy - None So Vile (1996)

None So Vile
Álbum: Cryptopsy - None So Vile (1996)
Banda: Cryptopsy
AÑO: 1996
Lista de temas:

01 Crown Of Horns.
02 Slit Your Guts.
03 Graves Of The Fathers.
04 Dead And Dripping.
05 Benedictine Convulsions.
06 Phobophile.
07 Lichmistress.
08 Orgiastic Disembowelment.

CRÍTICA Cryptopsy – None So Vile (1996)

El death metal técnico ha sido un subgénero caracterizado por su destreza técnica, composiciones intrincadas y, a menudo, un deseo de empujar los límites de lo que se considera música extrema. Uno de los álbumes que define este subgénero, y que está eternamente grabado en la memoria de los fanáticos del metal extremo, es «Non So Vile» de Cryptopsy.

Lanzado en 1996, «Non So Vile» es el segundo álbum de estudio de la banda canadiense, y es conocido por muchos como la culminación de su estilo único. Tras el lanzamiento de su debut, «Blasphemy Made Flesh», la banda ya había dejado claro que tenía algo especial que ofrecer. Sin embargo, fue con «Non So Vile» que realmente solidificaron su lugar en la historia del death metal.

Desde la primera pista, «Crown of Horns», es evidente que este no es un álbum de death metal ordinario. Las rápidas transiciones de ritmo, las guitarras retorcidas y los guturales inhumanos de Lord Worm hacen que el oyente sea absorbido inmediatamente en un torbellino de caos sonoro. Sin embargo, detrás de este caos hay una meticulosa atención al detalle y una musicalidad que separa a Cryptopsy de muchas otras bandas del género.

Una de las características más notables del álbum es la habilidad del baterista Flo Mounier. Su destreza técnica y su capacidad para mezclar ritmos brutales con grooves más melódicos y jazzísticos son verdaderamente asombrosos. En pistas como «Slit Your Guts» y «Graves of the Fathers», Mounier demuestra por qué es considerado uno de los bateristas más talentosos y originales en el mundo del metal.

Sin embargo, «Non So Vile» no sería tan impactante sin la combinación de todos sus elementos. Las guitarras, cortesía de Jon Levasseur y Eric Langlois, son una mezcla de riffs brutales y solos melódicos que añaden una dimensión extra al sonido de la banda. El bajo, a menudo un instrumento subestimado en el metal extremo, tiene aquí un lugar prominente, añadiendo profundidad y una riqueza sonora al conjunto.

Por supuesto, no se puede hablar de «Non So Vile» sin mencionar las voces. Lord Worm es conocido por sus guturales profundos, su estilo distintivo y sus letras macabras. En este álbum, lleva todo al límite, con voces que suenan como si surgieran de las profundidades de algún infierno inimaginable.

Más allá de las habilidades técnicas, lo que hace que «Non So Vile» sea tan especial es su atmósfera. Hay una sensación palpable de oscuridad y malevolencia en todo el álbum. Las letras, que exploran temas de horror, depravación y lo oculto, contribuyen a esta atmósfera, pero es la combinación de todos los elementos musicales lo que realmente la lleva a casa.

«Non So Vile» es un testimonio de lo que puede lograr una banda cuando se combinan habilidades técnicas, pasión y una visión única. Para cualquier fanático del metal extremo, este álbum es esencial. No solo ha influenciado a innumerables bandas posteriores, sino que sigue siendo una joya en sí misma, brillando con una oscuridad malevolente incluso después de tantos años.

ÁLBUM Cryptopsy – None So Vile (1996)

LO MÁS RECIENTE

Coroner – Grin

Destruction – The Antichrist (2001)

Destruction – All Hell Breaks Loose (2000)

Destruction – The Least Successful Human Cannonball (1998)

Destruction – Cracked Brain (1990)

Destruction – Release from Agony (1987)